domingo, 13 de noviembre de 2016

GOFRES

Cuando estuve en Bruselas y probé cerca del famoso Manneken  Pis, los gofres belgas, me di cuenta que todos los gofres que había comido hasta entonces no tenían ni por asomo ningún parecido con aquellos.

Y decidí investigar y buscar la receta que mas pudiera parecerse a aquellos deliciosos gofres crujientes por fuera y tiernos por dentro.

Unos cuanto gofres he hecho desde entonces, ninguno me había recordado ni tan solo un poco a los auténticos belgas, pero como suele decirse el que la sigue la consigue.




Di con una receta que se ajusta mucho a aquel recuerdo, le pondría de nota un 9 porque igualar los recuerdos es imposible.  Es del blog El amasadero, web en la que compro mis harinas y con buenas harinas y buena receta todo rueda.

No es nada complicada de hacer pero si que es importante darle un poco de tiempo, una noche de reposo en la nevera. Podéis hacer como yo, preparar la masa el sábado por la noche y el domingo por la mañana estará lista para que podáis desayunar unos ricos gofres.

Vamos con la receta:

INGREDIENTES:

320 ml de leche entera (yo he utilizado leche semi desnatada)
480 gr de harina panadera
2 huevos
90 gr de mantequilla a temperatura ambiente (usad de buena calidad, merece la pena)
40 gr de miel suave Luna de Miel
½ cucharadita de sal
1 cucharadita seca de levadura de panadero



PREPARACIÓN:

Mezcla todos los ingredientes en un bol. No importa si quedan grumos, no te preocupes de amasar demasiado.

Tapa el bol con film transparente o mételo dentro de una bolsa y guarda en la nevera toda la noche.

Enciende la gofrera sin llegar al máximo, úntala con un poco de aceite de oliva  y un poco antes de que alcance la máxima temperatura  coloca un cuarto de taza de masa. Si no tienes tazas medidoras puedes usar un dispensador de helado o una cucharada sopera colmada.



La masa es pegajosa, colócala en el centro de cada compartimento de gofre de la máquina.

Cierra  y cuece unos 6 ó 7 minutos.

Y listo, vas a disfrutar como no puedes ni imaginarte, acompañalos con lo que quieras. Mi sugerencia chocolate y frutas, nata y fresas...., deja volar tu imaginación.

Feliz día.


domingo, 6 de noviembre de 2016

BIZCOCHO DE CHOCOLATE Y MENTA

 Si os gusta la combinación chocolate & menta, este es vuestro bizcocho.

Muy esponjoso porque batimos las claras a punto fuerte hasta conseguir un merengue, lo que le proporciona mucho aire a la masa y con ello conseguimos un bizcocho muy delicado.

Si no os gusta la menta pero si el chocolate podéis omitir el extracto de menta en el glaseado, también estará muy rico, en este caso tendremos un bizcocho de chocolate marmolado en verde.



Vamos con la receta:

INGREDIENTES:

4 huevos camperos
250 gr de azúcar
250 gr de harina panadera ecológica (podéis utilizar harina blanca )
125 ml de aceite de oliva suave
125 de leche de almendras sin azúcar (se puede sustituir por leche normal)
16 gr de levadura de repostería
1 tableta de chocolate negro de repostería
Colorante alimentario de color verde

Glaseado:
Esencia de menta
Azúcar glasé
Agua


PREPARACIÓN:

Lo primero que hago siempre es encender el horno y después engrasar el molde. Utilizo un spray antiadherente.

Después, partir el chocolate y derretirlo en el microonda, en intervalos de 10 en 10 segundos para que no se queme. Reservar.

Separar las claras de las yemas. Batir las claras a velocidad alta,  hasta que formen picos y en este punto ir echando el azúcar hasta conseguir un merengue firme.

Incorporar en este momento el aceite poco a poco y a continuación la leche de almendras.

Batir con un tenedor las yemas y verter en la mezcla anterior.. Tamizar la harina junto a la levadura y añadir a la mezcla anterior. Yo NO utilizo la batidora para mezclar la harina, lo hago con  una espátula y la integro con movimientos envolventes y lentos, de abajo hacia arriba.



Ahora separamos un tercio de la masa y le añadimos colorante verde hasta conseguir el tono que nos guste. Al resto de la masa le incorporaremos el chocolate derretido al baño maría, que estará ya a temperatura ambiente, hacerlo despacio y de abajo hacia arriba, como cuando pusimos la harina.

Vertemos la mitad de la masa de chocolate en el molde y después vamos echando pegotes de forma desordenada de masa verde. Cubrimos con el resto de masa de chocolate y con un palillo pinchamos la masa y la removemos a nuestro antojo.

Finalmente damos unos golpes con el molde sobre la bancada, -poner un paño debajo-, para eliminar las posibles burbujas de aire y metemos al horno, a 170 º durante 35 minutos.

IMPORTANTE: Si usáis un molde nordic ware poner el molde en el centro del horno, sobre la rejilla, NO la bandeja, para que el calor se reparta por igual por todo el.

Una vez transcurrido el tiempo de horneado, pinchar con una brocheta y si sale limpia tendréis el bizcocho perfecto.

Dejarlo al menos 10 minutos sobre una rejilla para que enfría y para que desmolde sin problemas.

Para el glaseado:

Necesitamos 2 cucharadas de agua, 1 o 2 cucharaditas de esencia de menta, dependiendo si os gusta que el sabor sea mas o menos intenso, y azúcar glas suficiente para conseguir un glaseado de textura mas bien densa.

Una vez frio verter el glaseado por encima y ya lo tendréis listo.

Espero que os gusta.

FELIZ SEMANA

domingo, 2 de octubre de 2016

PAN DE MOLDE INTEGRAL CON PASAS Y NUECES

 Esta receta es estupenda para los que se están iniciando en el apasionante mundo del pan.

Un pan básico y sencillo, que podréis adaptar a vuestros gustos cambiando el tipo de harina y los ingredientes extras añadidos, en este caso  las nueces y pasas.

Podéis hacerlo en panificadora si la tenéis o a mano. Yo en principio iba a utilizar la panificadora pero resulta que se me ha estropeado, cachis!! Pero no hay problema porque también se puede hacer sin ella.



INGREDIENTES:

325 gr de harina panadera o de fuerza
175 gr de harina integral de fuerza
150 gr de agua
150 gr de leche semidesnatada
2 cucharadas de aceite de oliva
3 cucharadas  de miel
1 ½ cucharaditas de sal
2 cucharaditas de levadura seca de panadería
Pasas
Nueces
Copos de avena



PREPARACION:

Si usas panificadora:

Coloca todos los ingredientes en la cubeta de la panificadora, primero los líquidos y después solidos. Selecciona  programa 1 si tienes la panificadora del Lidl, el de pan normal y hornea hasta que finalice el programa.

Si lo hacéis a mano:

Coloca los ingredientes solidos en un cuenco, haz un hueco en medio y vierte los líquidos, ve incorporando hasta conseguir una masa. Espolvorea el banco de la cocina con harina y vuelca la masa. Amasa unos 10-15 minutos hasta conseguir una masa que no se pegue y sea manejable. Déjala descansar en un cuenco tapada durante 1 hora. Desgasifica, que es aplastar la masa para retirarle el aire. Una vez aplastada la masa, pon sobre ella las nueces y pasas, amasa de nuevo hasta que se integren estos ingredientes, forma una pieza alargada y coloca en un molde rectangular ligeramente engrasado y enharinado. Haz unos cortes decorativos y pincela con un poco de agua, cubre con copos de avena, gira el molde para retirar el exceso de estos. Mete dentro de una bolsa y deja reposar hasta que doble su tamaño.


Precalienta el horno a 220 grados, pon un par de cubitos de hielo para generar vapor y hornea durante al menos unos 35 minutos hasta que este bien dorado y al golpearlo suene a hueco.

Saca inmediatamente el pan del molde para que no se ablande y deja enfriar sobre una rejilla.

Yo una vez frio lo corto en rebanadas y congelo para poderlo tener como recién horneado en el momento que lo quiero comer.

Espero que os animéis a hacerlo porque esta estupendo. Feliz semana.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

BUNDT CAKE DE NUTELLA Y PISTACHOS

Vuelvo, después de un periodo largo sin publicar  con este lindo y delicioso bundt cake.

Para la ocasión he utilizado este precioso molde, ha sido mi última adquisición. Al final casi se convierte en una adicción, cuando compras tu primer molde Nordic Ware no te das cuenta que ya nunca podrás parar, jeje, y que pronto comprarás otro y otro ... 

No solo son bonitos, también son de muy buena calidad, un poco caros, no nos vamos a engañar pero cuando los pruebas y ver el resultado merece la pena.

Ha quedado tan precioso que no he querido verterle ningún glaseado, para mi gusto está en su justa medida de dulzor. Una belleza y una delicia. Es un bizcocho súper jugoso y nada empalagoso, en gran medida porque  he usado azúcar moscabado, que le aporta aromas y toques espaciados y menos dulzor.

Pero vamos con la receta



INGREDIENTES:

450 gr de harina
15 gr de levadura de repostería
4 huevos camperos tamaño L
300 gr de azúcar moscabado
175 gr de mantequilla pomada
250 gr de leche semidesnatada
180 gr de leche evaporada o nata
1 cucharada de zumo de limón
125 gr de almendra molida
Pistachos pelados
Nutella



PREPARACIÓN:

Enciende el horno a 170º para que vaya calentándose y engrasa el molde. Puedes hacerlo con un spray antiadherente con un poco de mantequilla o con aceite, ayudándote de un pincel.

En un vaso mezcla la leche evaporada con el zumo de limón y déjalo reposar.

Lo siguiente será batir la mantequilla con el azúcar y cuando veamos una mezcla cremosa añadimos los huevos, lo haremos de uno en uno, hasta que no se integre el primer huevo no añadiremos el siguiente.

A continuación incorporamos la mitad de la harina a cucharadas y después la leche. Cuando este todo integrado incorporamos el resto de la harina y la leche evaporada con el zumo de limón, esta se habrá cortado y la veremos grumosa. No pasa nada, es eso lo que queríamos conseguir. Ahora añadimos la almendra molida.

El paso siguiente es echar la masa en el molde, pondremos la mitad , añadimos los pistachos, la cantidad unos 100 gr pelados, los repartimos por toda la masa , después cogemos cucharadas de nutella y las ponemos por encima también.  la cantidad de nutella la dejo a vuestra elección, si sois mas o menos golosos. Después vertemos el resto de masa.

Golpeamos el molde para eliminar las posibles burbujas de aire. Ponemos en el centro del horno, sobre la rejilla. Horneamos durante 55-60 minutos o hasta que al pinchar salga limpio el palillo.

Después esperamos 20 minutos para desmoldar.

El bizcocho no es demasiado dulce, queda muy jugoso. Si os gusta mas dulce se le puede verter chocolate fundido por encima y pistachos picados.

* Receta adaptada del libro Pasteles de Martha Stewart